Ir a la cesta de la compra Contacto Ir a la página principal Editorial Editorial Catalogo Sala prensa Foreign rights Newsletter Contactar Distribuidores Cesta
Buscador
Pascual, Arturo
Biografía















 Entrevista publicada en el diario "El Mundo", el  Sábado, 18 de mayo de 1996

 
"No me gusta el lenguaje cotidiano, el de la calle"
Logroñés / 38 años / Autor de «El siglo estéril» (Ed. Montesinos)


DOLORS GONZALEZ
 

Arturo Pascual rechaza las modas editoriales. El siglo estéril, su primer libro de relatos, así lo demuestra. El estilo narrativo que ha elegido para sus cuentos determina la época en la que acontecen e, incluso, los personajes que los protagonizan. Y su estilo es el de la novela en el sentido más puro del término, la del siglo XIX. «No existe voluntad de plagiar a nadie, pero no me gusta el vocabulario y las expresiones del lenguaje actual para escribir», afirma. Sin perseguir el barroquismo, Pascual ha buscado la fórmula para que la tradición no deje de ser actual.

Pregunta.- Se trata de su primer libro publicado, pero no del primer trabajo literario.


Respuesta.- Existe una novela que está arrumbada en el cajón desde 1982. Los cuatro hemisferios fue finalista ese mismo año del premio Tigre Juan, aunque leyéndola ahora me parece una obra de juventud con muchas deficiencias. Después he intentado reescribirla, pero me he dado cuenta de que es insalvable.


P.- ¿Por qué ambientar los relatos en el siglo XIX?


R.- Me gusta elaborar lo que escribo e intento cuidar mucho el estilo. No me gusta el lenguaje cotidiano, el de la calle. Claro, eso me lleva al siglo pasado, al siglo de la novela, al de Flaubert, al de todos los simbolistas y decadentistas. De todas formas, tampoco creo que el vocabulario y la sintaxis del libro sean tan elaborados como dicen.


P.- ¿El XIX fue un siglo estéril?


R.- No, el título del libro no es descriptivo, sino evocador. La acción de todos los cuentos tiene lugar en el siglo pasado y todos sus protagonistas llevan una vida muy estéril en su soledad y decadencia.


P.- Habla de su pasión por la novela clásica y, en cambio, opta por los cuentos.


R.- Estos los escribí entre 1983 y 1986, sin una intención de reunirlos en un libro. No pensaba ni en publicar una novela ni una selección de relatos, porque no soy escritor. En todo caso, soy un escribidor, un animal editorial, ya que mi trabajo me obliga a escribir por encargo. El caso es que los cuentos cayeron en las manos del editor Miguel Riera y decidió que valía la pena publicarlos.


P.- ¿Se inicia así su faceta de escritor?


R.- Supongo que ahora que ya se ha publicado mi primer libro y que, además, está recibiendo unas críticas muy buenas me animaré a escribir una novela. Es cierto que me gustaría mucho poder dedicarme profesionalmente a escribir.


P.- ¿No es contradictorio el encargo y la creatividad?


R.- Es posible. Pero, de hecho, uno de los problemas de la página en blanco es que los escritores actuales tenemos total libertad para escribir y cuesta seleccionar o decidir sobre qué hablar.


P.- ¿Se siente como si nadara a contracorriente?


R.- Yo no leo demasiadas novedades editoriales. Pero no lucho contra las modas de forma voluntaria. Es sólo una opción y no es forzada. Necesito personajes y narradores que me permitan escribir la prosa que más me gusta.

   Título:
   Autor:
   Contenido:
   ISBN:
   Colección:
 

EL SIGLO ESTÉRIL


- AVISO LEGAL -