Ir a la cesta de la compra Contacto Ir a la página principal Editorial Editorial Catalogo Sala prensa Foreign rights Newsletter Contactar Distribuidores Cesta
Buscador

EL NIHILISMO. Disolución y proliferación en la tardomodernidad
En prensa
Autor
Herrero Senés, Juan
Colección
Biblioteca de divulgación temática (ver catálogo)
Fecha publicación
2009-09-30
Nº páginas
164
ISBN
978-84-92616-30-5
15€
Sinopsis de la obra
(Ver PDF)

El nihilismo afecta a los modos en que los intelectuales interpretan la realidad y buscan dotarla

de sentido y orden, esto es, a los diversos regímenes de creencias, ideas y normas. Pero la

experiencia del nihilismo también tiene parte de suceso personal e individual. Supone una

interrogación sobre qué significa vivir, trabajar y pensar en tiempos de “desencanto”; en

definitiva, una incógnita a despejar acerca del valor de la propia experiencia vital frente a la

desazón, la miseria o el vacío. Así entendido, el nihilismo se esconde detrás del hastío vital, de la

carencia de altos fines, del desengaño ante los comportamientos sociales, de la angustia por la

falta –o el sobrepeso– de autoridad y orden, del impulso dogmático e irracional y constituye,

tanto como un suceso de época, una experiencia personal. Por eso no es extraño que una ojeada a

trayectorias individuales, en este caso de escritores o filósofos, a la forma en que su vida se mezcla

indisolublemente con su escritura descubra súbitas conversiones religiosas, alta tasa de suicidios,

existencias atormentadas o rearmes ideológicos radicales.

Bajo el nihilismo, tanto la nada y el caos, como la máxima ordenación y jerarquía, pueden llegar

a imperar en el ámbito de las ideas; en cualquier caso, toma cuerpo la vivencia de una profunda

crisis espiritual. En los discursos filosóficos y literarios, así como en las distintas manifestaciones

artísticas, se mostraría esa ansiedad por encontrar referentes y destruirlos para empezar de nuevo,

tanto como la imposibilidad de asentar una cosmovisión unificadora y tranquilizadora. Los

textos, los cuadros, las películas, las composiciones musicales o los videojuegos “dicen” el

nihilismo, pero también lo “hacen” con su radicalidad, con su voluntad de comenzar de cero, con

su angustia referencial, con su reconocimiento de posibilidades, con su afán perspectivista y

también con su extralimitación. Por eso puede hablarse de novelas, o películas, o series de

televisión, o composiciones musicales o espectáculos nihilistas. Y es esencial para la comprensión

del problema del nihilismo que se lo aborde tanto en sus efectos como en sus razones, en lo que

tiene de experiencia personal, atmósfera vital, orden del discurso y “lógica de la decadencia” de

la cultura.
   Título:
   Autor:
   Contenido:
   ISBN:
   Colección:
 

EL NIHILISMO. Disolución y proliferación en la tardomodernidad


- AVISO LEGAL -